¡Adiós a los pómulos caídos! Remedios caseros para los pómulos caídos – altamente efectivos

¿Tus pómulos están cada vez más caídos? La flacidez en algunas zonas del rostro, en este caso, las mejillas, puede estar provocada por causas como trastornos en el peso, una mala alimentación y/o por cuestiones genéticas. Sin embargo, el factor más común y decisivo suele ser el paso del tiempo y el envejecimiento natural de nuestra piel. Y, aunque hay que asumir que la dermis irá perdiendo cada día parte de su juventud, existen algunos tratamientos naturales que nos ayudarán a ralentizar este envejecimiento.

Si quieres que tus mejillas se vean más tersas y atractivas, tan sólo tienes que seguir leyendo este artículo de PrimiciaViral, donde te traemos algunos remedios caseros para los pómulos caídos. ¡Elige el que más te guste!

 

Mascarilla facial de aguacate y miel

Este remedio casero es uno de los más populares para tratar las mejillas por la eficacia de sus dos ingredientes: el aguacate y la miel.

Por un lado, el aguacate tiene grandes propiedades, ya que es una fruta rica en nutrientes como vitaminas A, C y E y en sustancias antioxidantes, lo cual, hace que sea un potente antiarrugas e hidratante que deja nuestra piel tersa y suave. Por otro lado, la miel es un humectante natural debido a su riqueza en minerales y además también cuenta con un alto contenido en antioxidantes, que mantienen la piel firme durante más tiempo y previene el envejecimiento prematuro.

Cómo preparar una mascarilla facial de aguacate y miel

Si quieres disfrutar de esta maravillosa mascarilla tan solo necesitarás:

  • Medio aguacate
  • Dos cucharadas de miel

 

Para prepararla, debes seguir estos pasos:

  1. Corta un aguacate en dos y extrae la pulpa del interior de una de las mitades.
  2. Añádela en un recipiente junto con las dos cucharadas de miel y mézclalo todo con la ayuda de una batidora.
  3. Cuando tengas lista la mascarilla, aplícala sobre tus pómulos.
  4. Deja que actúe en ellos durante 15 minutos y luego retírala con agua tibia.

 

 

Tratamiento casero de yogur y aloe vera para reafirmar los pómulos

Este remedio casero es muy efectivo debido a que lleva dos potentes ingredientes para nuestra piel: el yogur y el aloe vera.

 

 

Propiedades del yogur

El yogur, además de ser un lácteo delicioso, también cuenta con muchos beneficios para la piel debido a su riqueza en vitaminas A y del grupo B y en minerales como calcio, potasio y magnesio.

Todo ello, le proporciona excelentes propiedades hidratantes que penetran en las capas más profundas de la piel, dejándola firme y tersa.

Propiedades del aloe vera

El segundo ingrediente de este tratamiento, llamado aloe vera o sábila, es un potente reafirmante debido a su riqueza en antioxidantes, ideal para combatir la flacidez de los pómulos. Además, también cuenta con propiedades estimulantes que aumentan la producción de colágeno y elastina de la dermis, lo cual, retrasa considerablemente el envejecimiento prematuro.

Cómo preparar una mascarilla casera de yogur y aloe vera

Para esta mascarilla necesitarás:

  • 4 cucharadas de yogur natural
  • 2 cucharadas de gel de aloe vera

Ahora, para preparar la mascarilla natural, sigue estos pasos:

  1. Mezcla el yogur natural con el gel de aloe vera en un recipiente con la ayuda de una batidora hasta que quede un pasta cremosa y homogénea.
  2. Cuando ya la tengas lista, aplícala en tus mejillas con la ayuda de un pincel y deja que actúe durante 20 minutos.
  3. Cuando haya pasado el tiempo, retira los restos con abundante agua fría.

Utiliza este remedio natural todos los días y poco a poco notarás tus mejillas más firmes.

Mascarilla casera de pepino y miel para las mejillas

El pepino es otro remedio casero para los pómulos caídos, ya que debido a su riqueza en vitaminas A, C y E, cuenta con potentes propiedades antioxidantes que aumentan la producción de elastina y colágeno, lo cual, ayuda a reducir la flacidez y otros símbolos de la edad. Además, gracias a su alto contenido en agua y en aceites esenciales, este alimento cuenta con excelentes propiedades hidratantes que le devuelve a nuestra dermis su vitalidad y su firmeza.

Cómo preparar una mascarilla casera de pepino y miel

Si quieres disfrutar de este tratamiento natural, apunta los siguientes ingredientes:

  • Medio pepino pelado
  • Una cucharada de miel
  • Una cuchara de aceite de oliva

A continuación, sigue estos pasos para preparar este remedio casero:

  1. Corta por la mitad un pepino y, una vez lo hayas pelado, córtalo en pedacitos pequeños.
  2. Ahora añade a un bol el pepino troceado, las cucharadas de miel y las de aceite de oliva.
  3. Con la ayuda de una licuadora, mézclalo todo hasta que quede una especie de pasta.
  4. Luego deja reposar el bol con la mezcla 30 minutos en la nevera.
  5. Pasado ese tiempo, aplica la mascarilla en tus mejillas.
  6. Deja que actúe durante 20 minutos y retira los restos con agua fría.

 

Crema casera de rosas, yogur y miel para pómulos caídos

El último remedio para devolverle la juventud a tus pómulos estará hecho, principalmente, con pétalos de rosas. Estas flores, además de desprender un maravilloso perfume, cuentan con una riqueza en bioflavonoides y en vitaminas A, C y E, lo cual, le brinda unas potentes propiedades antioxidantes y regeneradoras que combaten la oxidación celular y el envejecimiento prematuro de la piel, lo que se traduce en unas mejillas firmes y rejuvenecidas.

 

Cómo preparar una crema casera de rosas, yogur y miel

Para realizar esta mascarilla facial, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 puñado de pétalos de rosas frescas
  • Una cucharada de miel
  • Dos cucharadas de agua de rosas

Ahora, sigue estos pasos para preparar la crema casera:

  1. Lo primero que tendrás que hacer es machacar los pétalos de rosas con la ayuda de un tenedor y agregarlos en un recipiente junto con la cucharada de miel y el agua de rosas.
  2. Luego deberás removerlo todo, ya sea con un tenedor o una licuadora, hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Una vez tengas la mascarilla hecha, aplícala en los pómulos con la ayuda de un algodón haciendo movimientos circulares, y deja que actúe entre 15 y 20 minutos.
  4. Para finalizar, retira la mascarilla con abundante agua tibia.

Si te fue util este articulo, no te olvides de compartir en las redes con tus amigos…

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *