Cómo combatir la acidez y la gastritis con estos milagrosos remedios caseros

Podemos aprovechar estos remedios naturales tanto para aliviar como para prevenir la gastritis sin preocuparnos por posibles efectos secundarios. Los consumiremos después de las comidas principales

El estómago desempeña un papel principal en el proceso digestivo, ya que es el que se encarga de procesar todo lo que ingerimos, para que, posteriormente, los intestinos puedan absorber los nutrientes y expulsar los desechos.

Dado que él es uno de los órganos que más trabajan para mantener la salud del organismo, este también suele ser víctima de varios tipos de dolencias y enfermedades.

Entre estas son habituales la acidez y la gastritis, las cuales generan una sensación de ardor en la parte superior del abdomen, por lo general acompañada con inflamación, dolor e irritación.

Ambas se pueden desarrollar por múltiples factores, aunque los más comunes tienen que ver con el estrés, el consumo excesivo de algunos tipos de comida o la ingesta de alimentos demasiado irritantes.

En cualquier caso, hay tantas variedades de remedios caseros que, a diferencia de los fármacos, calman los síntomas en poco tiempo sin provocar efectos secundarios.

¿Te interesa conocerlos?

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana orgánico es un remedio alcalino que equilibra la producción de ácidos en el estómago para acelerar la recuperación de la gastritis y sanar las úlceras.

Sus compuestos ácidos regulan el pH estomacal y disminuyen el incómodo reflujo que se produce después de comer.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (10 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Disuelve el vinagre de manzana en el vaso de agua y consúmelo ante la primera señal de gastritis.
  • Evita tomar más de tres vasos al día.

Sábila orgánica con miel

La sábila o aloe vera es un conocido antiácido natural que, por su composición, calma el malestar estomacal, la diarrea y otros síntomas de enfermedades gastrointestinales como la colitis ulcerosa y la gastritis.

El cristal que contienen sus hojas es útil para promover el movimiento intestinal y apoya el proceso de digestión.

Se puede combinar con un poco de miel de abejas para disminuir la irritación estomacal y la acidez.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aloe vera (30 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Coloca todos los ingredientes en el vaso de la licuadora y licúalos unos instantes.
  • Tras obtener una mezcla homogénea, sírvelo y consúmelo de inmediato.
  • Evita tomar más de dos dosis al día porque tiene un ligero efecto laxante.

Bicarbonato de sodio

Considerado como el alcalino natural por excelencia, el bicarbonato de sodio es una sustancia orgánica que calma los síntomas de la gastritis y otros problemas digestivos.

Los expertos desaconsejan su uso en caso de tener la presión arterial alta o mantener una dieta baja en sodio.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el bicarbonato de sodio en el vaso de agua y consúmelo antes de que empiece a hacer burbujas.
  • Tómalo máximo dos veces al día.

Agua de arroz

El agua de arroz es un tónico natural que calma el exceso de acidez en el estómago y facilita la recuperación de las úlceras y lesiones.

En muchas culturas la utilizan como remedio antidiarreico, aunque también ha demostrado ser útil para controlar el reflujo, los gases y el dolor abdominal.

Ingredientes

  • ½ taza de arroz (100 g)
  • 1 litro de agua

¿Qué debes hacer?

  • Hierve el litro de agua con media taza de arroz, déjalo enfriar y pásalos a través de un colador de tela.
  • Consúmela una o dos veces al día, tras sentir la primera molestia.

 

Agua de linaza

Los ácidos grasos de la linaza y sus geles naturales son un gran apoyo para el tratamiento de los problemas digestivos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de linaza (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte una cucharada de semillas de linaza en un vaso de agua y déjalo en reposo durante 12 horas.
  • Filtra el producto con un colador y consume el líquido gelatinoso en ayunas.

Infusión de manzanilla

La infusión de manzanilla es uno de los mejores remedios para aliviar la inflamación del estómago y los síntomas de la gastritis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de manzanilla (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las flores de manzanilla.
  • Déjala reposar 10 minutos y consúmela.
  • Repite la dosis después de cada comida principal.

Elige alguno de los remedios aquí citados y comprueba que son muy útiles para el control de la acidez y los síntomas de la gastritis.

Aunque algunos productos comerciales son útiles para aliviarlo rápido, es más conveniente optar por las alternativas naturales.

Si te fue útil no te olvides de compartir…

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *